Detalle noticia

Oltra apuesta por una reorganización de la red de atención a las personas con trastorno mental grave que fomente la inclusión

30/10/2018
Oltra apuesta por una reorganización de la red de atención a las personas con trastorno mental grave que fomente la inclusión

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha explicado que el departamento que dirige está trabajando en el diseño de una "red estable" de atención a las personas con trastorno mental grave, basada en el "apoyo e inclusión social" a este colectivo, y que será complementaria de la sanitaria.

Oltra ha presentado la campaña para la erradicación de la estigmatización de las personas con trastornos mentales graves, en compañía de la presidenta de la Federación Valenciana de Salud Mental, Rosa Bayarri, con quien ha coincidido en la necesidad de visibilizar a un colectivo que en la Comunitat Valenciana representa a 50.000 personas de forma directa, y a 200.000 de forma indirecta.

La puesta en marcha de esta campaña, que podrá seguirse en radios, televisión y medios digitales, era uno de los compromisos adquiridos en el Pacto Autonómico Valenciano para la Atención Integral de la Salud Mental 2018-2028, suscrito por la Conselleria de Igualtat y Políticas Inclusivas, la de Sanidad Universal, junto a colectivos y agentes económicos y sociales.

Las personas con trastorno mental grave, ha explicado, "han padecido una larga historia de marginación, han sido víctimas de una actitud general de incomprensión y durante mucho tiempo no se les ha prestado la protección necesaria", lo que les ha llevado, en muchas ocasiones, a "rechazarse" ellos mismos, llegando a lo que se conoce como el "autoestigma".

La campaña pretende hacer visible este "estigma" con el que viven las personas con trastorno mental grave, que muchas veces son clasificadas como "vagas, faltas de motivación" o se las acusa de estar "llamando la atención", y lo hace a través de la bolsa en la cabeza que lleva la persona protagonista del video y del cartel. La vicepresidenta ha agradecido a los usuarios de los centros de ADIEM Ontinyent "por ceder su voz en esta lucha contra el estigma".

Oltra ha explicado que, de igual modo se pretende que la ciudadanía sea consciente de que los problemas de salud mental son una realidad que en la Comunitat Valenciana puede afectar a "1 de cada 4 personas" y, que en la "sociedad enloquecida" en la que se vive actualmente, términos como depresíón o anorexia son muy cercanos a cualquier persona.

"Desde el Consell del Botànic somos conscientes de la necesidad de iniciar un cambio de paradigma, que se adecue a una sociedad inclusiva que vea a las personas con problemas de salud mental como ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho" ha reivindicado la vicepresidenta, quien ha incidido en que en este camino el pacto para la atención integral de este colectivo representa un hito importante.

Este documento, ha informado, tiene como objetivo "mejorar la salud y la calidad de vida de las personas con trastorno mental grave desde un modelo comunitario, de atención integral, orientado a la recuperación y a la plena inclusión social de las personas, teniendo en cuenta la participación activa del colectivo".

Para ello, desde la Vicepresidencia se ha trabajado en los últimos tres años para incrementar los recursos destinados a este colectivo con 296 nuevas plazas correspondientes a 16 centros nuevos y a otros 8 centros por ampliación, siendo el 68 % de ellas viviendas tuteladas.

Además, cerca del 80% de los 77 programas subvencionados por Igualdad dirigidos a personas con enfermedad mental se desarrollan el ámbito de la convivencia, la cooperación, el fomento de la vida independiente y la intervención.

Red de apoyo e inclusión

La red estable de apoyo e inclusión social para las personas con enfermedad mental, complementaria y coordinada con la red sanitaria, "estará planteada en una doble vertiente", ha explicado Oltra.

Por un lado, los recursos de atención diurna, como los centros de recuperación e inclusión sociolaboral (CRISOL) donde se ofrecerá apoyo para la inclusión de las personas en la comunidad mediante actuaciones con el protagonismo central de la persona usuaria, los centros de día para personas con mayor riesgo de exclusión y que necesitan un apoyo específico, y los equipos de apoyo social y comunitario, con equipos multidisciplinares coordinados con las unidades de salud mental que ofrecerán atención domiciliaria.

Por otro lado, la red de apoyo e inclusión social estará formada por los recursos vivenciales, como los centros residenciales de salud mental de carácter abierto y flexible con carácter temporal o puntual con estancias máximas de 6 meses, y las viviendas tuteladas que estarán vinculadas a los recursos sociocomunitarios y a las comisiones de coordinación socio-sanitarias y de gestión.

La vicepresidenta ha destacado que la autonomía y la recuperación del proyecto vital de las personas con trastorno mental grave "es el elemento que guía la constitución de esta nueva red" que se está consensuando con las y los profesionales de salud mental.

Archivos relacionados