Reconocimiento del grado de discapacidad

Los centros de valoración y orientación de discapacidades se configuran como la estructura física y funcional de carácter público en el ámbito de la Comunitat Valenciana destinada a la valoración y calificación de la discapacidad, y determinación de su tipo y grado, así como las necesidades, aptitudes y posibilidades de recuperación de la persona con discapacidad.

La valoración del grado de discapacidad, expresado en porcentaje, se realiza mediante la aplicación de criterios técnicos unificados fijados en el baremo establecido por el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, que regula el procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad.

Efectuadas las pruebas, reconocimientos e informes pertinentes, por el equipo de valoración de discapacidad se procederá a emitir dictamen técnico-facultativo.

El dictamen técnico será elevado, por la dirección del centro de valoración y orientación, al titular de la Dirección Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas, para emitir la resolución correspondiente que se notificará a la persona interesada o su representante legal, acompañada de la tarjeta acreditativa de grado de discapacidad cuando ésta sea igual o superior al 33 %.

En aquellos supuestos en los que se determinen dificultades de movilidad, y a los efectos de concesión de la tarjeta de estacionamiento, se hará constar expresamente en el dictamen y en la resolución, si la persona se encuentra o no imposibilitada para la utilización de los transportes públicos conforme al baremo establecido en el anexo II del Real Decreto 1971/1999, de 23 de Diciembre.

El plazo máximo para resolver y notificar la resolución será de tres meses, computándose a partir de la fecha de la solicitud en el registro del órgano competente para su tramitación. El cómputo de dicho plazo podrá suspenderse en los supuestos establecidos en la ley de procedimiento administrativo común.

El vencimiento del plazo mencionado sin haberse notificado la resolución expresa podrá entenderse como desestimación de la solicitud formulada por silencio administrativo, sin perjuicio de la obligación de la Administración de dictar y notificar la resolución establecida en la ley de procedimiento administrativo común.

En todos los casos, al dictarse la resolución expresa, el reconocimiento de grado de discapacidad se entenderá producido desde la fecha de la presentación de la solicitud, conforme a lo dispuesto en el artículo 10.2 del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre.

En cumplimiento de sus funciones, los centros de valoración y orientación revisarán, en su caso, la valoración de la discapacidad si se produjera una variación en las circunstancias de la persona.