Visor de contenido web

Acogimiento familiar - Modalidades

El acogimiento familiar es la medida de protección por la que se produce la plena participación de una persona menor de edad en la vida de una familia sustitutiva o complementaria de la propia, de manera que pueda disponer de las oportunidades de relación y vinculación necesarias para un adecuado desarrollo afectivo. A través del acogimiento la familia asume las obligaciones de velar por ella, tenerla en su compañía, alimentarla, educarla y procurarle una formación integral y comunitaria en un entorno afectivo durante el tiempo que dure la medida, para lo cual tiene derecho a contar con el apoyo de la entidad pública prestado por un equipo profesional especializado en infancia, adolescencia y familia (art 125 de la Ley 26/2018, de 21 de diciembre, de la Generalitat, de derechos y garantías de la Infancia y la adolescencia (DOGV núm. 8450 de 24 de diciembre de 2018)).
El acogimiento familiar se formaliza por escrito, con el consentimiento de de las personas acogedoras y del niño, niña o adolescente susceptible de acogimiento si tuviera suficiente madurez y, en todo caso, si fuera mayor de doce años.
El documento de formalización tiene que contener los puntos siguientes: consentimientos necesarios, modalidad de acogimiento, derechos y deberes de las partes, atención sanitaria, régimen de visitas por parte de la familia del niño o niña acogido, compromiso de colaboración de la familia biológica y sistema de cobertura por parte de la entidad pública.

 

Modalidades

Atendiendo la finalidad, pueden adoptarse las modalidades siguientes previstas en el Código Civil (Gaceta de Madrid núm. 206, de 25 de julio de 1889):

  • Acogimiento familiar es temporal, que tiene carácter transitorio, porque de la situación del niño o niña se prevé la reinserción en su propia familia o mientras se adopta una medida de protección que tenga un carácter más estable.
  • Acogimiento familiar permanente, cuando la edad u otras circunstancias del niño o niña y su familia así lo aconsejan.
  • Acogimiento familiar de urgencia, principalmente para menores de seis años, que tendrá una duración no superior a seis meses, en tanto se decide la medida de protección familiar que corresponda.
  • Delegación de guarda con fines de adopción, que se formalizará cuando la entidad pública elevo la propuesta de adopción del niño o niña o cuando considere que, antes de elevar esta propuesta, sea necesario establecer un periodo de adaptación de la niña o niña a la familia.


Atendiendo la forma de constitución, según determina el Código Civil:

A su vez, la acogida, en las modalidades de temporal y permanente, puede distinguirse en cuanto a la vinculación de la familia o persona acogedora y el niño o niña en:
 

  • Acogidas familiares en familia extensa, que son los que se formalizan con personas vinculadas con la niña o niño por una relación de parentesco: se mantiene al niño o niña en su entorno familiar con el objetivo de evitar que se desvincule afectivamente. Se asimilan a estas acogidas los formalizados con personas vinculadas con el niño o niña o con su familia por una relación especial y cualificada.
  • Acogidas familiares con familia educadora, que son los que se formalizan con personas sin ninguna vinculación con el niño o niña, en función del interés educativo de este. Esta familia tiene que estar inscrita en el Registro de Familias Educadoras, del cual hay uno en cada dirección territorial de Igualdad y políticas inclusivas.

 

Según el artículo 20 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil (BOE núm.15 de 17 de enero de 1996), el acogimiento en familia ajena podrá ser especializado, entendiendo por tal el que se desarrolla en una familia en la que alguno de sus miembros dispone de cualificación, experiencia y formación específica para desempeñar esta función respecto de personas menores de edad con necesidades o circunstancias especiales con plena disponibilidad y percibiendo por ello la correspondiente compensación económica, sin suponer en ningún caso una relación laboral.

La Instrucción 5/2020 de la Directora General de Infancia y Adolescencia relativa al acogimiento familiar especializado grados 1 y 2 , establece dos modalidades de acogimiento familiar especializado:

  • Acogimiento familiar especializado grado 1 aquel que se lleve a cabo con alguno de los siguientes:
    • Personas menores de edad con diversidad funcional orgánica, intelectual, sensorial, salud mental o mixta en grado grave o muy grave, así como con enfermedades crónicas graves y/o con necesidades médicas que requieran una dedicación intensiva.
    • Personas menores de edad con problemas de conducta o/y emocionales graves que dificulten su adaptación e integración social y familiar.
    • Adolescentes gestantes o con hijas/os a cargo.
    • Preadolescentes o adolescentes para quienes no se disponga de familia acogedora.
    • Grupos de niñas, niños o/y adolescentes que deban permanecer juntos y que presenten unas especiales necesidades distintas del número de personas a acoger como grupo.
  • Acogimiento familiar especializado grado 2: personas menores de edad con quienes, ajustándose a alguno de los supuestos del acogimiento familiar especializado de grado 1, haya resultado imposible formalizar un acogimiento en dicho grado por la gravedad de sus necesidades y circunstancias especiales o que, una vez formalizado, haya sido cesado por su no adecuación.