Editor de continguts

Ves a la pàgina principal

Prestaciones Económicas

Prestaciones Económicas

PRESTACIONES ECONÓMICAS

 

 

PRESTACIONES ECONOMICAS DEL SAAD

 

ASISTENCIA PERSONAL

Su objetivo es contribuir a la contratación de una asistencia personal, durante un número de horas, que facilite  a la persona dependiente (Grado III, II y I)  el acceso a la educación y/o al trabajo, y posibilitar una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria.

 

PVS SAD

El SAD comprenderá los siguientes servicios, que deberán ser prestados por entidad acreditada:

  • Servicios relacionados con la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria.
  • Servicio relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.

Se deberá contratar al menos, el número de horas mínimo establecido para su grado y nivel/grado.

 

PVS C.D/RESIDENCIA

Se debe aplicar la prestación para obtener atención en plazas  privadas no concertados que estén debidamente acreditados y con autorización para su funcionamiento.

Requisitos:

  • Cumplir las condiciones específicas de acceso al centro
  • Ocupar  plaza en centro acreditado.

 

CUIDADOR NO PROFESIONAL

Con las recientes modificaciones estatales se refuerza su carácter excepcional, pudiéndose ofertar únicamente cuando no sea posible el acceso a un servicio público o concertado, o en su defecto, a una prestación vinculada al servicio.

ASISTENTE PERSONAL

La prestación económica de asistencia personal tiene como finalidad la promoción de la autonomía de las personas en situación de dependencia en cualquiera de sus grados. Su objetivo es contribuir a la contratación de una asistencia personal, durante un número de horas, que facilite al beneficiario el acceso a la educación y/o al trabajo, y posibilitar una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria. Se incluirán, igualmente, actividades de carácter sociolaboral que favorezcan una mayor autonomía.

La cuantía se destina en contribuir en la contratación de una asistente personal que facilite al beneficiario el acceso a la educación y al trabajo así como  una vida más autónoma en el ejercicio de las ABVD.

La función principal de la persona o personas encargadas de la asistencia personal será la de acompañamiento y/o apoyo en las actividades educativas y/o sociolaborales, pudiendo además desempeñarse otras tareas personales complementarias a la función principal de:

a) Atención en las tareas personales: apoyo en higiene personal (duchar, lavar, afeitar…), vestirse, levantarse de la cama, ayuda en necesidades fisiológicas, alimentación, movilidad y cuidados de la salud (preparación y toma de medicamentos..), atender teléfono, tomar notas, pasar páginas… entre otros.

b) Tareas de acompañamiento y apoyo en gestiones personales fuera del hogar. Estas tareas de acompañamiento pueden incluir la necesidad de conducción de un vehículo.

c) Tareas de apoyo en la planificación del día a día y en la toma de decisiones.

d) Tareas de comunicación: se refiere tanto a la interpretación de lenguaje de signos para personas con discapacidad auditiva, como a la interpretación de los diferentes sistemas alternativos de comunicación que en ocasiones utilizan personas con limitaciones en la comunicación.

Si bien, las funciones que puede desempeñar la persona o personas encargadas de la asistencia personal vendrán determinadas por las diferencias funcionales y necesidades de la persona dependiente.


REQUISITOS DE LAS PERSONAS BENEFICIARIAS

Las personas beneficiarias de la prestación económica de asistencia personal deben reunir y acreditar los siguientes requisitos:

a) Que hayan sido valoradas en cualquiera de los grados de situación de dependencia.
b) Que tengan capacidad, por sí o través de su representante legal o guardador de hecho, para determinar los servicios que requiere, ejercer su control e impartir instrucciones a la persona encargada de la asistencia personal. No existe restricción por el tipo de discapacidad que presente la persona gran dependiente.
c) La participación en actividades educativas y/o sociolaborales.
d) Que el Programa Individual de Atención prescriba la idoneidad de esta prestación.
e) Que tengan cumplidos los 3 años de edad.
f) Cumplir los requisitos generales recogidos en el artículo 5 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre.

REQUISITOS QUE HA DE CUMPLIR LA PERSONA ENCARGADA DE LA ASISTENCIA PERSONAL

La persona o personas encargadas de la asistencia personal debe reunir y acreditar los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años en la fecha de firma del contrato.
  • Residir legalmente en territorio español y, en el caso de empresa prestadora de servicios, prestar dichos servicios en la Comunitat Valenciana.
  • No ser cónyuge ni pariente por consanguinidad ni afinidad o adopción hasta el tercer grado de parentesco de la persona beneficiaria.
  • Prestar sus servicios mediante contrato suscrito entre el beneficiario o su representante legal y una empresa prestadora de estos servicios, o directamente mediante contrato laboral o de prestación de servicios
  • Acreditar el cumplimiento de sus obligaciones de afiliación, alta y cotización a la Seguridad Social, de acuerdo con la legislación vigente en la materia.
  • La idoneidad del asistente o asistentes se valorará directamente por el usuario en base a su libertad de contratación, si bien la persona o personas encargadas de la asistencia personal deberán acreditar y cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 16 de la Orden 21/2012, de 25 de octubre, de la Consellería de Justicia y Bienestar Social.
  • Estar debidamente acreditadas por la Secretaría Autonómica con competencias en materia de dependencia, tanto las empresas como las personas físicas prestadoras de estos servicios.
  • Acreditar la formación de atención sociosanitaria a personas en el domicilio y los demás requisitos establecidos normativamente. A tal efecto se valorará también además de las titulaciones, la experiencia laboral en centros y programas de atención y promoción a personas en situación de dependencia.

 

PRESTACIÓN VINCULADA AL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) lo constituye el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria, prestadas por entidades o empresas acreditadas para esta función.

Asimismo, dichas actuaciones podrán ser las siguientes:

  • Servicios relacionados con la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria:


El conjunto de actividades que pueden comprender los cuidados personales engloba todos los aspectos relacionados con la higiene, el cuidado y el aseo personal. Incluye cambios posturales, movilizaciones, control de medicación básica y las actividades directamente relacionadas con la potenciación de la autonomía personal.

  • Servicio relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar:

 
El conjunto de actividades que puede comprender la Atención de necesidades del hogar engloba todas las actividades relacionadas con la limpieza, mantenimiento y cuidado del entorno más próximo de la persona.

Los servicios relacionados con la atención de las necesidades domesticas sólo podrán prestarse conjuntamente con servicios de atención personal, no pudiendo prestarse únicamente el servicio de ayuda para necesidades domésticas o del hogar.

Es el beneficiario de la prestación quien contratará el servicio con la empresa acreditada elegida. Esta prestación es nominativa y la recibe directamente la persona dependiente que será quien efectuará el pago a la empresa.

 INTENSIDAD

Los intervalos de horas mensuales de atención según grado de dependencia son los siguientes:
 
1. Para las personas que ingresen en el Sistema de Atención a la Dependencia, con reconocimiento de la situación de dependencia de “grado” (a partir del 15/7/12), la intensidad hora/mes para el servicio de Ayuda a Domicilio será:

Grado III

Entre 46 y 70 horas/mes

Grado II

Entre 21 y 45 horas/mes

Grado I

Máximo de 20 horas/mes

2. Para las personas que a la entrada en vigor de la reforma (15/7/12), ya tuvieran reconocido grado y nivel, la intensidad para la ayuda a domicilio será:

Grado III, nivel 2

Entre 56 y 70 horas/mes

Grado III, nivel 1

Entre 46 y 55 horas/mes

Grado II, nivel 2

Entre 31 y 45 horas/mes

Grado II, nivel 1

Entre 21 y 30 horas/mes

Grado I, niveles 1 y 2

Máximo de 20 horas/mes

La persona en situación de dependencia deberá acreditar que al menos recibe el número de horas mínimo correspondiente al grado/grado y nivel reconocido de situación de dependencia mediante el contrato suscrito con la empresa acreditada.

 

PRESTACIÓN VINCULADA AL SERVICIO DE CENTRO DE DÍA / CENTRO RESIDENCIAL

La prestación económica vinculada al servicio de atención residencial o centro de día tiene por objeto contribuir a la financiación del coste del servicio establecido en el Programa Individual de Atención de cada beneficiario, en función del grado de dependencia. Se reconocerá únicamente cuando no sea posible la atención a través de la Red de Centros y Servicios Públicos y Concertados.

Estará en todo caso vinculada a la adquisición de un servicio establecido en el PIA por parte del beneficiario.

Tendrán derecho a la prestación económica vinculada al servicio quienes cumplan las condiciones específicas previstas para el acceso al centro de atención a los que se vincula la prestación según su programa individual de atención; y además, ocupen plaza no concertada en centros acreditados.

 

PRESTACIÓN PARA CUIDADOS EN EL ENTORNO FAMILIAR Y APOYO A CUIDADORES NO PROFESIONALES

La principal finalidad de esta prestación es contribuir a los gastos que la familia ha de soportar derivados de la atención específica que requiere la persona dependiente. Adicionalmente, también apoyará económicamente la labor que el cuidador no profesional desarrolla en el entorno familiar, así como conseguir la permanencia de las personas dependientes en su núcleo convivencial de origen.

Esta prestación es nominativa y la recibe la persona en situación de dependencia para soportar los gastos derivados de su atención.

Esta prestación, que tiene carácter excepcional, únicamente se podrá ofertar siempre y cuando no sea posible el acceso a un servicio o, en su defecto, a una prestación económica vinculada al servicio, debido a la inexistencia de recursos públicos o privados acreditados, y siempre que se cumplan los restantes requisitos establecidos en la Orden 21/2012, de 25 de octubre, de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social, por la que se regulan los requisitos y condiciones de acceso al programa de atención a las personas y a sus familias en el marco del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunitat Valenciana.
 
La determinación de la prestación económica por cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales corresponderá en todo caso al órgano competente de la Conselleria, a propuesta de los servicios sociales.


REQUISITOS PARA LA PERCEPCIÓN DE LA PRESTACIÓN

Para el reconocimiento de la prestación económica para cuidados en el entorno familiar de personas dependientes, se habrá de acreditar desde el inicio del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia y acceso a las prestaciones del Sistema, que:

  • No sea posible el acceso a un servicio o, en su defecto, a una prestación económica vinculada al servicio debido a la inexistencia de recursos públicos o privados. Entre éstos, se incluye la existencia de empresas prestadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio que presten servicio en la zona en la que reside la persona en situación de dependencia.

 

  • Está siendo atendido mediante cuidados en el entorno familiar, con carácter previo a la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia, por una persona cuidadora no profesional que cumpla los requisitos que se establecen en el artículo 11 la Orden 21/2012, de 25 de octubre.

 

  • Su vivienda cumpla los requisitos de habitabilidad que la hacen apta para su utilización en función de su grado de dependencia, previstos en el artículo 12 de la Orden 21/2012, de 25 de octubre.

En cualquier momento la Administración gestora podrá comprobar si se siguen reuniendo los requisitos y cumpliendo las exigencias establecidas para el reconocimiento de esta prestación. Con este fin deberá facilitarse el acceso de los servicios sociales de las Administraciones Públicas competentes a la vivienda de la persona dependiente.


REQUISITOS DE LOS CUIDADORES NO PROFESIONALES:

1. Con carácter excepcional, y siempre y cuando no sea posible el acceso a un servicio o, en su defecto, a una prestación económica vinculada al servicio debido a la inexistencia de recursos públicos o privados, podrán asumir la condición de cuidadores no profesionales de una persona en situación de dependencia, su cónyuge y sus parientes por consanguinidad, afinidad o adopción hasta el tercer grado de parentesco.

2. Además de cumplir este requisito de vinculación familiar, el cuidador no profesional debe reunir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • No tener reconocida ni haber solicitado el reconocimiento de la situación de dependencia en cualquiera de sus grados, ni estar en situación de Gran Invalidez.
  • Acreditar la capacidad física, mental e intelectual suficiente para desarrollar adecuadamente por sí misma las funciones de atención y cuidado, mediante la valoración profesional realizada por el trabajador social del servicio de atención a la dependencia quien a tal efecto y con objeto de valorar dicha idoneidad, recabará en su caso el informe de salud que forme parte de la historia clínica del cuidador.
  • Residir legalmente en la Comunitat Valenciana y estar empadronado en algún municipio de la misma.
  • Convivir con la persona en situación de dependencia en el mismo domicilio y haberlo hecho durante el periodo previo de 1 año  a la fecha de presentación de la solicitud, con la excepción que se establece en el apartado 3.
  • Estar en disposición de prestar el cuidado personalizado a la persona dependiente en el nivel de dedicación propuesto (horas/mensualidad) durante un plazo de, al menos, un año continuado. Este requisito se acreditará mediante compromiso formal ante el órgano encargado de la tramitación del Programa Individual de Atención.
  • No trabajar a dedicación completa ni desempeñar actividad laboral como autónomo, ni percibir prestación por desempleo, siendo compatible sólo cuando el cuidador trabaje como máximo 4 horas diarias, como fijo-discontinuo, o perciba subsidio familiar.
  • No estar vinculada a un servicio de atención profesionalizado.
  • Acreditar una formación específica en materia de cuidados a personas dependientes, o bien, comprometerse a realizarla.
  • Asumir formalmente ante la Administración los compromisos necesarios para la atención y cuidado de la persona en situación de dependencia

3. Sólo cuando la persona en situación de dependencia tenga su domicilio en un entorno caracterizado por insuficiencia de recursos públicos o privados acreditados, la despoblación, o circunstancias geográficas o de otra naturaleza que impidan o dificulten otras modalidades de atención, incluida la atención mediante prestación vinculada, se podrá excepcionalmente autorizar la existencia de cuidados no profesionales por parte de una persona de su entorno que, aún no teniendo el grado de parentesco señalado en el apartado primero, resida en el municipio de la persona dependiente o en uno vecino, y lo haya hecho durante el periodo previo de un año a la presentación de la solicitud. En estos supuestos, no será necesario que las personas cuidadoras reúnan el requisito de convivencia en el mismo domicilio

 

CUANTÍAS

La cuantía máxima de las prestaciones económicas se establecerá anualmente por el Gobierno de España mediante Real Decreto, previo acuerdo del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

Para el año 2012 las cuantías máximas de las prestaciones económicas fueron aprobadas por el Real Decreto 570/2011, de 20 de abril y modificadas por el Real Decreto-Ley 20/2012. Las cuantías establecidas son las siguientes:

CUANTIAS MÁXIMAS DE LAS PRESTACIONES 2012 (€)

PRESTACIÓN VINCULADA AL SERVICIO

(C.D./ Servicio Residencial /SAD)

ASISTENCIA PERSONAL

CUIDADOR NO PROFESIONAL

CUANTIA MÁXIMA MENSUAL POR GRADO Y NIVEL

 

Grado 3 Nivel 2

 

 

833,96

 

833,96

 

442,59

 

Grado 3 Nivel 1

 

 

625,47

 

625,47

 

354,43

 

Grado 2 Nivel 2

 

 

462,18

 

462,18

 

286,66

 

Grado 2 Nivel 1

 

 

401,20

 

401,20

 

255,77

 

Grado 1 Nivel 2

 

 

300,00

 

300,00

 

153,00

CUANTIA MÁXIMA MENSUAL POR GRADO

 

Grado 3

 

 

715,07

 

715,07

 

387,64

 

Grado 2

 

 

426,12

 

426,12

 

268,79

 

Grado 1

 

 

300,00

 

300,00

 

153,00

CÁLCULO DE LA PRESTACIÓN ECONÓMICA

A los efectos de la cuantificación de estas ayudas se tendrá en consideración la intensidad de los servicios de promoción de autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, en los términos establecidos en la normativa estatal, esto es el contenido prestacional de cada uno de los servicios asistenciales y la extensión o duración del mismo según el grado de dependencia.


Asimismo, para obtener la cuantía efectiva de la prestación económica se aplicarán los siguientes coeficientes reductores para ponderar la intensidad de prestación del servicio:

a) En relación a las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar de personas dependientes:
Grado de dedicación mensual a la persona dependiente             Coeficiente reductor
Completo (más de 160 horas/mes)                                                0%
Parcial (entre 81 y 160 horas/mes)                                                25%
Mínimo (entre 41 y 80 horas/mes)                                                 50%

b) En relación a las prestaciones económicas de asistencia personal:
Grado de dedicación mensual a la persona dependiente             Coeficiente reductor
Completo (más de 120 horas/mes)                                                0%
Parcial (entre 81 y 120 horas/mes)                                                25%
Mínimo (entre 41 y 80 horas/mes)                                                 50%


DEDUCCIONES

Si el beneficiario de alguna de las prestaciones económicas del Sistema percibiera cualquier otra prestación de análoga naturaleza o finalidad de las citadas en el artículo 31 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, y en particular las que se relacionan a continuación, el importe de éstas se deducirá de la cuantía inicial de aquellas:

  • El complemento de gran invalidez.
  • El complemento de la asignación económica por hijo a cargo mayor de 18 años con un grado de minusvalía igual o superior al 75 %.
  • El complemento por necesidad de tercera persona de la pensión de invalidez no contributiva.
  • El subsidio de ayuda a tercera persona previsto en la 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos (LISMI).

SEGUIMIENTO PRESTACIONES DE PERSONAS ATENDIDAS EN SU DOMICILIO

La Resolución de 4 de febrero de 2010, de la Secretaría General de Política Social y Consumo, recoge  el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, para la mejora de la calidad de la prestación económica para cuidados en el entorno familiar del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

Este Acuerdo establece criterios comunes para el seguimiento de la prestación de cuidados en el entorno familiar, con el fin de lograr la mayor calidad posible en los cuidados que reciba la persona en situación de dependencia y en el cumplimiento de los fines de esta prestación.

El seguimiento de las  personas en situación de dependencia que permanecen en su domicilio es una actividad de carácter técnico, a realizar por el Servicio Municipal de Atención a la Dependencia, y que tiene por objeto comprobar que permanecen las condiciones adecuadas de atención, de convivencia, de habitabilidad de la vivienda, que supervisa la garantía de la calidad de los cuidados y prestación del servicio, y que debe prevenir posibles situaciones futuras de desatención.

La tarea de seguimiento se encuentra incluida en las funciones a desarrollar por el trabajador social del Servicio Municipal de Atención a la Dependencia. El Servicio Municipal de Atención a la Dependencia tiene la indicación de realizar visitas de seguimiento, establecidas con cierta periodicidad, en el domicilio de la persona en situación de dependencia, visitas que permitirán generar una notable recogida de información y que facilitará una mejor valoración de la idoneidad del servicio o prestación recibida.

El seguimiento se realizará fundamentalmente a las personas que reciben los cuidados en el domicilio, contando con una prestación económica al cuidador no profesional o con una prestación económica vinculada al Servicio de Ayuda a Domicilio.

Para garantizar la calidad de los cuidados se tendrán en cuenta, entre otros criterios, los siguientes:

  • Mantenimiento de la capacidad física y psíquica para desarrollar adecuadamente el cuidado y apoyo a la persona en situación de dependencia.
  • Tiempo dedicado a los cuidados de la persona en situación de dependencia.
  • Variaciones en los apoyos al cuidado que se vinieran recibiendo.
  • Modificación de la situación de convivencia respecto a la persona en situación de dependencia.
  • Acciones formativas de la persona cuidadora.
  • Periodos de descanso de la persona cuidadora.
  • Se valorará la actitud de colaboración en el seguimiento.

En el caso de las personas que disfrutan de una prestación económica vinculada al Servicio de Ayuda a Domicilio, se valorará la idoneidad de las actividades realizadas por la empresa prestadora del servicio, indicando, si fuera necesario, la incorporación de otras tareas, en caso de que se considere oportuno para una mejor atención y promoción de la persona en situación de dependencia, así como que el servicio se ajusta a lo establecido en el PIA.

Los servicios acreditados de atención a las personas en situación de dependencia estarán obligados a comunicar en el plazo de diez días cualquier variación o modificación sustancial en las circunstancias de la persona en situación de dependencia a la Conselleria competente en materia de Bienestar Social, así como a colaborar en el seguimiento de las prestaciones