Vivienda tutelada

Definición

 

Las Viviendas Tuteladas son viviendas configuradas como hogares funcionales de dimensiones reducidas, adecuadas al número y características de los usuarios e insertadas en el entorno comunitario, en las que conviven, de forma estable en el tiempo, un grupo homogéneo de personas con enfermedad mental crónica o trastorno mental grave, con necesidades de apoyo intermitente o limitado, en régimen de funcionamiento parcialmente autogestionado.

 

Usuarios

 

Podrán ser usuarios de las Viviendas Tuteladas las personas con enfermedad mental crónica o trastorno mental grave, mayores de 18 años, necesitadas de protección y de alojamiento social alternativo a las residencias, que tengan reconocido en el certificado de discapacidad un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

 

Ubicación

 

Las Viviendas Tuteladas estarán situadas en suelo urbano y de fácil acceso a equipamientos y servicios comunitarios, bien comunicadas y con adecuada red de transportes públicos.

 

Capacidad

 

  • La capacidad asistencial de las Viviendas Tuteladas no podrá ser inferior a cuatro plazas ni superior a siete plazas.
  • El número de plazas se determinará de acuerdo con las condiciones, características y superficie de la Vivienda.   

 

Servicios

 

En todas las Viviendas Tuteladas deberán prestarse los siguientes servicios, que tendrán el carácter de básicos:

  • Asistencia, apoyo o supervisión.
  • Alojamiento y manutención.
  • Actividades de convivencia, cooperación y autoayuda.
  • Colaboración para la búsqueda de otros recursos específicos.
  • Actividades de integración en el entorno comunitario.

 

Modalidades

  • Viviendas asistidas.
  • Viviendas supervisadas.
  • Viviendas supervisadas para la promoción de la autonomía y el fomento del aprendizaje en las actividades de la vida diaria.