Autorización de centros residenciales

Definición

Los centros residenciales de personas mayores ofrecerán alojamiento estable y común a las personas que reuniendo los requisitos que se exponen a continuación opten voluntariamente por el ingreso en ellos. Las estancias en estos centros podrán ser de carácter temporal o permanente. La autorización de este tipo de centros podrá ser revocada cuando los usuarios del mismo no cumplan los requisitos establecidos.

Usuarios

Podrán ser usuarios de estos centros las personas mayores de 65 años que hayan cesado en su actividad laboral o profesional, y pensionistas mayores de 60 años, que no necesiten ningún tipo de ayuda de otras personas para la realización de las actividades de la vida diaria. No podrán ser usuarios presuntos incapaces o personas incapacitadas, ni personas dependientes para las actividades de la vida diaria, salvo que el centro disponga de unidad para personas mayores dependientes, en las condiciones y requisitos que se regulan en la normativa vigente para este tipo de centros.

Capacidad máxima

La capacidad máxima de estos centros no podrá ser superior a 150 plazas. No obstante, se considerará la posibilidad de centros mayores siempre que se salve la autonomía personal y se evite la masificación.

Cartera de servicios

Los centros residenciales para personas mayores, prestarán al menos los siguientes servicios:

  • Servicios básicos:
    • Alojamiento.
    • Restauración.
    • Lavandería.
    • Higiene personal
    • Atención social
      • Animación sociocultural.
      • Atención social individual,  grupal y comunitaria.
      • Atención social familiar.
    • Actividades de terapia ocupacional.
    • Prevención y promoción de la salud.

 

  • Servicios Opcionales: Se entenderán como servicios opcionales aquellos que no sean necesarios para la  atención integral básica del usuario. Los centros residenciales de personas mayores  podrán ofrecer, los siguientes servicios opcionales:
    • Peluquería .
    • Podología.
    • Cafetería.
    • Otros, siempre que no estén recogidos en la cartera de servicios básicos.